Archivo de la categoría: EL PIANO

AZULEJOS, LA OBRA POSTUMA DE ALBENIZ TERMINADA POR GRANADOS

 

AZULEJOS, LA OBRA POSTUMA DE ALBENIZ TERMINADA POR GRANADOS

Si Albéniz hubiera sido capaz de concluir su última obra Azulejos antes de su muerte en 1909, su declarada «universalidad española» también habría brotado aquí con ideas renovadas. Afortunadamente, la viuda de Albéniz pidió a uno de los mejores amigos de su marido que terminara la composición. Como resultado, otro eminente compositor español —Enrique Granados— terminó Azulejos el 25 de mayo de 1910, un año después del fallecimiento de Albéniz. Granados fue también un miembro activo del mencionado «Renacimiento musical español».

La edición que más luz ha aportado sobre Azulejos es la de De Larrocha & Riva.1

Riva fue el primero en corregir a Rafael Moragas2  que conoció el proceso creativo de Azulejos: «Doy mi palabra que nunca acerté en descubrir dónde radicaba la musical soldadura. Nadie supo ni ha podido averiguar dónde inacabada [sic] Albéniz y comenzaba Granados».3 efectivamente, Riva establece el comienzo del manuscrito de Granados como el punto de continuación de la obra póstuma de Albéniz, esto es, el compás 63.4

albeniz

1 Alicia DE LARROCHA y Douglas RIVA, eds., Integral para piano [de] Enrique Granados, vol. 14, Transcripciones 2 (2002), 23, 94-106, 112-116.
2 Rafael Moragas (1883-1966) escribió sobre música en el periódico La noche (Barcelona). Fue gerente artístico del Liceo desde 1912 a 1939. Consúltese Emilio CASARES, «Moragas Maseras, Rafael,» en Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana, ed. por Emilio Casares, 10 vols. (Madrid: SGAE, 1999-2002), vol. 7 (2000): 753. Según Enrique FRANCO, «La suite ´Iberia` de Albéniz,» Nuova Revista Musicale Italiana (Rome), vol. 7 (January-March 1973): 54, nota al pie 7, Rafael era hijo de Enrique Moragas un catalán amigo cercano de Albéniz. Rafael MORAGAS publicó algunas cartas interesantes de Albéniz a Enrique Moragas: «Epistolario inédito de Isaac Albéniz,» Música (Barcelona), vol. 1, no. 5, (mayo-junio 1938): 38-45.
3 Citado por Jacinto TORRES, Catalogo sistemático descriptivo, 434.
4 Douglas RIVA, notas a Escenas Poéticas, Azulejos, Oriental, Valse de Concert, por Granados, Douglas Riva, piano, Naxos CD 8555325 (E.C: Naxos, 2001), 3. También en Alicia DE LARROCHA and Douglas RIVA, eds., Transcripciones 2,23.

granados

Enrique Granados

(Enrique Granados y Campiña; Lérida, 1867 – en el canal de la Mancha, 1916) Pianista y compositor español. Era hijo de padre cubano y de madre gallega.

La representación de Goyescas, efectuada en el Metropolitan el 28 de enero de 1916, constituyó un éxito y Granados fue invitado por el presidente de los Estados Unidos para tocar en la Casa Blanca. Esta circunstancia fue causa de que el compositor perdiera el transatlántico que había de volverle a España. Cumplido su compromiso, no quiso esperar la salida de otro buque español y embarcó para Inglaterra; allí, en Folkestone, tomó el “Sussex”, el cual, a poco de zarpar, fue torpedeado y hundido por un submarino alemán. Granados y su esposa murieron, él intentando salvar a su esposa,  ahogados el 24 de marzo de 1916. La noticia causó sensación; en Barcelona, en Lérida, en París, en Nueva York, se le tributaron homenajes póstumos.

Deja un comentario

26 enero 2016 · 13:14

El Piano en Sevilla

SEVILLA PIANOS

La Fabricación de instrumentos (Claves, arpas, armoniums, pianos) ha de ser tenida en cuenta al hablar del siglo XIX. El ascenso del piano lo convierte en el instrumento de salón, también del comedor de la claase media alta, sobre todo de la burguesía dueña del poder económico del momento. El piano llena el salón, el café, la diversión y la vida concertística, lo que condujo a una fuerte importación de pianos pero también al nacimiento de una industria nacional de marcado caracter artesanal, siguiendo la huella de los principales prodctores de Inglterra, Francia y Alemania. Los costos que iban desde los 3.500 a los 6.500 reales los pianos españoles hasta y de 7.200 a 12.000 los de importación, permitiá su adquisición.

La muerte de Fernando VII en 1833, la liberalización de la vida social y la apertura de los primeros Conservatorios de música cnlleva al conocimiento de las escuelas pianisticas internacionales a través de los músicos españoles que se especializan en el extraanjero, sobre todo en Paris. La visita de Listz en 1844, Thalberg en 1847  o Gottschalk en 1852 recorriendo las proncipales ciudades de nuestro país producen un efecto boom en el cultivo  del instrumento.

Sevilla, fue una ciudad a la cabeza del desarrollo del comercio de la venta de pianos en España, Europa y América.

Uno de los primeros pianos españoles conocidos que ha llegado a nuestros días, data de 1782, tiene el número de serie 203 y fue construido en Sevilla por JUAN DEL MARMOL. 

En 1850, Cayetano Piazza, de paso por Sevilla camino de Argentina, decide quedarse y monta la más importante fábrica de pianos de España. Luis Cavayé en la calle Trajano 12 y Juan Monterrubio en Sierpes 4 en sus humildes talleres hacen sus pinitos.

1367606bd7d022e4b766a935e69f0504oPiazza_portrait_wPiazza_Cayetano_Sevilla_b_logo1

Enrique Bergali comienza su actividad como “fabricante” y distribuidor de pianos, entre otros de las Chassaigne Frêre (Fabricado en Barcelona por Juan Chassaigne).Sierpes 103 (1880), Sierpes 104 (1897). Después sería Casa Damas, regentada hasta su desaparición, vctima de las llamas,  por la familia Mellado Damas.

f9ceac2b2832de2e5a2f48ed35caf91ao

En 1970 desde nuestra tienda “EL FONOGRAFO” en la calle Asunción 69, desde su apertura en Octubre de 1968 dedicada a la venta de equipos de ALTA FIDELIDAD y discos seleccionados, inicia la venta de pianos como distribuidor de los pianos SCHIMMEL, PLEYEL y GAVEAU popularizando su venta e iniciando una novedosa forma de pago a plazos con finaciación hasta 48 meses, como los coches.

FullSizeRender2

Desde 1976, continué con mi nueva empresa AROAL (San Francisco Javier, 1)  en la misma línea de la venta y distribución de instrumentos musicales por toda Andalucía.

Digamos que entonces “salíamos a por el cliente” a la calle para traerles a conocer el piano que, en el mayor de los casos, sólo era conocido como un mueble de los abuelos que vestido esmeradamente con su tapete servía de altar para recuerdos, jarrones de la China y fotos de familia.

aroal da la nota 0057

Anuncio de AROAL , años 70

aroal.tienda.entrada014

Interior de AROAL , San Francisco Javier 1 SEVILLA

Ahora, en estos días ¡por fin ! es el piano, hasta ¡ un Bosendorfer !, el que anduvo por las calles de Sevilla para gozo y disfrute del ciudadano. Larga vída al piano.

Deja un comentario

Archivado bajo Andalucía, Aroal, Ciudad sostenible, EL PIANO, La Música en Sevilla, Manuel Castillo, Musica andaluza, Sevilla